Google Website Translator Gadget

19 de enero de 2016

2012 LA TOSCANA. RUTA DE DIEZ DÍAS EN COCHE. SÉPTIMO DÍA DE VIAJE. Desplazamiento por el sur de la provincia de Siena hasta la provincia de Grosseto






Ver diario de viaje " Día a Día"------ “2012 TOSCANA (ITALIA). 

Haz  Click en los enlaces siguientes )





    DÍA 12  - 31 de Agosto

    7º DÍA TOSCANA

     SIENA - SORANO

    Ruta Sur Provincia Siena

    a Provincia de Grosseto

    197 km


    A.- Siena
    B.- Montalcino................................................    41 km
    C.- Sarteano....................................................    48 km
    D.- Cetona.......................................................    10 km
    E.- Radicofani.................................................    28 km
    F.- San Casciano dei Bagni.............................   18 km
    G.- Sovana........................................................   42 km
    H.- Sorano........................................................   10 km



    Ver mapa más grande

    Ruta de desplazamiento hasta el sur de la Toscana con algunos puntos o paradas intermedias antes de llegar a Sorano y Pitigliano.


    El día amaneció con una muy fuerte tormenta que nos fastidió los primeros momentos del día. Agarramos una buena caladura solamente para llevar el equipaje hasta el coche.

    Ciertamente fue un ejemplo de como el clima puede entorpecer unos días de turismo. Empapados como estábamos y lloviendo de forma muy intensa nos desplazamos hasta la ciudad de Montalcino pero una vez llegamos hasta la misma y diluviando como estaba, tomamos la decisión de saltarnos la visita al mismo. Este pueblo es muy famoso por la producción de Vino Brunello.

    Fue una lástima pero llevábamos muchos días de viaje, muchas poblaciones visitadas y nos dimos esta pequeña licencia, aunque debería ser una población que no se debe dejar de visitar si las condiciones lo permiten.



    Con el tiempo aún fresquito ,aunque en esta zona dejó de llover, llegamos a Sarteano. Población de origen medieval está edificada  en torno a un castillo. Desconozco si lo desapacible del día o la falta de atractivos evidentes fu lo que motivó que diéramos un apresurado  paseo por sus calles, sin que nos llegase a entusiasmar.

     

    Eso si , en el entorno camino de Cetona nos topamos con algún que otro castillo  y paisajes  sublimes.




    Esta población está incluida en las dos clasificaciones, Bandiera Arancione e Il Borghi piu belle.


    De nuevo  una estructura típica de ciudad Toscana , colina y recinto amurallado. Aunque en este caso se llega a esta zona después de pasar por la plaza principal la Piazza Garibaldi.



    Saliendo de la plaza, se toma una callecita cuesta arriba para llegar hasta las zonas más elevadas de la ciudad y desde donde podemos observar la exuberancia del paisaje que rodea a esta población con el espectacular campo y colinas. En la parte superior domina la fortaleza de la ciudad. Este es el núcleo más antiguo de Cetona, originario del siglo X. Para llegar hasta ella hay un sistema de calles y círculos concéntricos en los que se pueden ver restos de la muralla.




    Pueblo edificado a los pies de un castillo . fortaleza que se distingue con facilidad conforme nos aproximamos a las laderas de la colina rocosa del Monte Amiata.


    El pueblo , clasificado como Bandiera Arancione marca algunas diferencias arquitectónicas con respecto a otras poblaciones toscanas, puesto que en el mismo no se ve un solo atisbo del ladrillo rojo cocido tan frecuente en el resto de poblaciones toscanas. En este caso domina la piedra en todas las casas y edificaciones, tanto civiles como religiosas.






    Situado a las afueras de la provincia de Siena, San Casciano dei Bagni es conocido desde la antigüedad por la riqueza de sus aguas termales. Los 42 manantiales que fluyen en sus alrededores fueron descubiertos por los etruscos y los romanos y frecuentados por la nobleza feudal en la Edad Media, alcanzó un máximo de notoriedad desde el Renacimiento hasta mediados del siglo XVIII.




     
    Llegando a San Casciano los cielos abrieron y la combinación del azul intenso y algunas esponjosas formaciones nebulosas nos permitieron disfrutar de imágenes mágicas.

    Una vez dentro de la zona amurallada el pueblo revela un importante patrimonio y belleza destacada con varias iglesias , palacios y el Castillo.





    Y por fin abandonamos la provincia de Siena para llegar a Grosseto , al maravilloso triángulo que forman tres menos conocidas poblaciones , quizás debido a estar fuera del circuito más típico de la Toscana, pero que a nosotros nos entusiasmaron.  SORANO - PITTIGLIANO - SOVANA.

    Dormíamos dos noches en la zona y nos organizamos para ver esa misma tarde Pittigliano y Sovana, aunque cenamos en Sorano. Al día siguiente visitaríamos por la mañana Sorano pero fuimos aprovechando para volver a revisitar en la tarde o en la noche unas y otras.

    Pasamos con el coche y prácticamente sin bajarnos del mismo, por Sorano y Pittigliano , para llegar hasta Sovana. El breve paso por los dos primeros nos otorgó un sabroso aperitivo de lo que después se convertiría en una de las visitas que más nos sorprendieron en el viaje, quizás por lo inesperado y diferente de este triángulo mágico de pueblos situados sobre la roca típica de la zona ,Tufo o toba volcánica ,muy parecida a lo que nosotros en España llamamos la "piedra pómez". 

    Estas tres poblaciones forman el área protegida de la "Reserva Arqueológica de las ciudades de Toba Volcánica" ( Citta del Tufo )  constituyéndose en  una de las zonas más ricas de arqueología etrusca y en asentamientos prehistóricos de Italia.


    Menos señoriales que las ciudades y pueblos que habíamos visto en nuestro recorrido toscano, pero por su emplazamiento , situación y estructura urbana nos llegaron muy adentro.



    Nos fuimos hasta Sovana, en este caso más pequeña que las dos anteriores y  situada en una elevación de roca volcánica menos visible que Sorano y Pitigliano, pero no por ello menos atractiva que las anteriores.




    Pequeño pueblo de aspecto medieval y orígenes etruscos, consiste en una calle bastante larga flanqueada por algunas mansiones , la Plazza Pretorio con la preciosa iglesia de Santa María Maggiore.





    Siguiendo esta calle y casi parece que abandonando la población es imprescindible llegar  a la soberbia y enigmática para nosotros Catedral de San Pablo del siglo XII.



     



    Desde allí de nuevo nos volvimos a Pittigliano sumida en un delicioso caos debido a la Feste della Cantine, fiesta del vino en el que las cantinas se abren paso en las calles ofreciendo los buenos caldos locales y carnes a la parrilla. En la noche y desde las afueras del pueblo la vista es espectacular , con una iluminación , humo de las humo de las hogueras y parrillas. y la música escuchándose desde la lejanía nos transportó hasta épocas pasadas de una forma singular. 






    Pero antes de que se nos echase la noche encima pudimos dar un paseo al atardecer por Pittigliano, ciudad reconocida como Bandiera Arancione y Borghi Piu Belle. Dos ríos han erosionado la zona , el Lente y el Meleta formando la roca sobre la que se asienta Pittigliano e inundando el entorno de una agreste vegetación de un verde intenso que nos permitió en combinación con la caída del sol, disfrutar de momentos mágicos.



    El paseo por las callejuelas inundadas de gente preparando la fiesta también resultó especial. Son varios los monumentos que destacan en este pueblo como el Castillo Orsini ,el Duomo , y  el barrio judío muy bien conservado aunque cerrado a la visita cuando llegamos.



     

    Nos fuimos a cenar a la cercana Sorano, al restaurante Locanda dell´Arco, muy familiar y de comida casera. Cenamos con una muy buena relación de calidad precio , bruschettas de tomate y unos platos de pasta gruesa con ricota y trufa unos y otros con ajo y tomate picante. Rematando con unos Cantuccini para mojar en un licor local


    Después de este día intenso y completo fuimos a dormir a nuestro alojamiento para esta noche y la siguiente, Agriturismo Piancasale, que con diferencia fue , aunque digno, el peor de todos los que nos encontramos en este viaje, con algún otro que otro detalle de la propiedad no muy destacable...





    No hay comentarios :